Aislamiento térmico

Gracias a su baja conductividad, el poliuretano POLIFORMA es el mejor aislante térmico convencional del mercado. Si lo comparamos con otros materiales, necesitaríamos menos espesor de poliuretano para aislar lo mismo. Esto es debido a su estructura celular, compuesta por pequeñas celdas de cámaras cerradas que encapsulan un gas de baja conductividad. El porcentaje de estas celdas cerradas supera el 90 por ciento.

El mejor amigo del bolsillo

Con el poliuretano se consigue más aislamiento térmico, que revierte en:

[unordered_list style=”tick”]

  • Más ahorro energético.
  • Más ahorro económico.

[/unordered_list]

¿Por qué más ahorro energético?

  1. Al proporcionar mayor aislamiento, los aparatos de climatización (aire acondicionado y calefacción) trabajan menos, por lo que se alarga su vida útil.
  2. Los aparatos pueden ser de menor potencia, con lo que se consume menos energía, reduciéndose de paso la emisión de CO2 cuando se produce la energía eléctrica necesaria para que funcionen estos aparatos.

¿Por qué más ahorro económico?

  1. Como consecuencia de los puntos anteriores, la factura de la energía disminuye.
  2. El periodo de amortización de los sistemas de climatización se acorta.

Por todo ello, podemos decir que el poliuretano es, en comparación con las otras soluciones del mercado, más ecológico

Un producto impecable para un rendimiento óptimo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para que los materiales aislantes ofrezcan un excelente comportamiento durante mucho tiempo es necesario que se mantengan en perfectas condiciones, con estabilidad dimensional (sin deformaciones) y fortaleza frente al envejecimiento (deterioro). El poliuretano proyectado siempre debe estar protegido de los rayos UV.

No le afecta, como a otros materiales, el agua, viento, suciedad, productos químicos ni pequeños animales (insectos, roedores, etc.) que ven en determinados aislantes un lugar confortable para hacer su “casa”.

El poliuretano POLIFORMA es el material que mejor resiste las agresiones, presentando una incomparable estabilidad dimensional, garantía de una larga vida útil. Pero,

¿Por qué?

  1. Más del 90% de sus celdas están cerradas, por lo que la absorción de agua es mínima. Además, el agua, que ya de por sí degenera, no viene sola, sino que trae suciedad.
  2. Su composición lo hace resistente a la gran mayoría de productos químicos, entre ellos los de limpieza doméstica e industrial.
  3. Al estar adherido al paramento (por efecto de la proyección) se evitan juntas, consiguiendo mayor rigidez en el tabique.
  4. Es un producto poco agradable a los animales; no es comestible ni se pueden hacer nidos en él.
  5. Al aplicarse mediante proyección en continuo, sin juntas ni solapas, se evita que haya suciedad, que podría actuar como puente térmico. Por la misma razón, tapa las fisuras producidas por mala ejecución del tabique. Así se evitan entradas de aire en las cámaras; el aire es un “ladrón térmico”.

pur-aisla-term-2